Cómo mejorar tu blog de negocios

Cómo mejorar tu blog de negocios

Desde la década de 2000, Internet se ha convertido en el centro comercial favorito de los
clientes. Hoy en día es el principal escaparate para exponer productos o servicios a los
consumidores con la ventaja (o la desventaja) de pedir ofertas basadas en los precios,
beneficios o las opiniones de otros consumidores.

En cada minuto los usuarios hacen más de 3,8 millones de búsqueda en Google. Está claro
que Internet se ha convertido, en poco tiempo, en la herramienta de comunicación preferida
de los usuarios y, perder la oportunidad de la presencia online es un gran error que cada
empresa debe evitar.

El principal obstáculo para las empresas que desean exponer sus ofertas en la red es la
intensidad de la competencia existente. La creación de una página web ya no requiere tener
conocimientos avanzados de programación, hoy en día es una tarea relativamente fácil y
accesible para todos, además, en la actualidad, la mayoría de los comerciantes están
presentes en Internet. La tarea se vuelve más complicada cuando optimizas tu página y la
colocas en la parte superior de los resultados de Google.

Para enfrentar esta dura competencia y reclamar un lugar en el podio, debes recordar estas
tres palabras: estrategia de marketing online.

Para aquellos que no lo saben, el marketing online se refiere a todas las técnicas de
marketing utilizadas en Internet. Entre estas técnicas está…¡el blog corporativo!

Un blog de negocios incluye varios elementos que, junto con hacer la cosas bien, permitirán
que tu página web aparezca entre los 3 mejores resultados de tus clientes. Una verdadera
herramienta de marca, canal de comunicación con los clientes, generador de valor para la
empresa, elemento de diferenciación, o fuente de tráfico para tu página comercial. ¿Debo
continuar? Muchos son los beneficios que nos trae un simple blog.

Es probable que tu empresa ya tenga un blog, pero ¿haces las cosas correctamente? Para
averiguarlo, responde las siguientes preguntas:

¿A quién va dirigido tu blog?
¿Clientes? ¿Colaboradores? ¿Proveedores? La clave es quién será tu audiencia, de qué
serán tus publicaciones y qué esperan leer tus lectores. Sólo respondiendo estas preguntas
puedes decidir tu estrategia de contenido.

¿De qué vas a hablar?
El segundo paso es seleccionar un tema que se adapte tanto a tus lectores como a tu
marca. Es esencial mantener la esencia de tu marca o tu empresa con temas de interés
para tu público objetivo. Antes de comenzar a escribir, prepara un plan de contenido. Trata
de escribir artículos que vayan acorde con tu negocio. Por ejemplo si vendes productos
alimentarios, es mejor hacer un blog con recetas culinarias y no hablar del lanzamiento de
un nuevo videojuego.

¿Cómo escribes? (La forma)
Esta pregunta es muy simple, pero muchos blogs dejan de existir por culpa de un mal
contenido o incluso peor… ¡por una mala ortografía! Un blog es un espacio público de
expresión. Su notoriedad dependerá de lo que digas y de cómo lo digas. Si quieres escribir
textos larguísimos, olvídate del blog, lo tuyo es escribir libros. Lo ideal para un blog de
negocios es mantenerse claro y conciso, para interesar al lector sin molestarlo. Y por
supuesto, todo esto con una ortografía impecable, ten cuidado con la imagen que le das al
blog y a tu empresa.

¿Cómo escribes? (El fondo)
Independientemente de la naturaleza de tu negocio, todos los blogs corporativos deben
cumplir con tres normas: atractivo, informativo y original. En pocas palabras, debe seducir al
visitante con un título atractivo para que el usuarios haga clic y después hacer que se
convierta en un lector frecuente gracias a un contenido original e informativo.

¿Qué estrategia de posicionamiento escoger?
Una vez que se le haya proporcionado contenido de calidad, tu blog necesitará un pequeño
(o un poco más grande) empujón para formar parte de los 3 primeros resultados de
búsqueda. Para hacer esto, es importante adoptar una estrategia de SEO. Podemos decir,
más o menos, que SEO es “hacer las cosas bien” para que los motores de búsqueda hagan
que nuestra página esté presente en la parte superior de los resultados. Diferentes reglas
han sido implementadas por Google para tener el mejor SEO. Palabras clave, enlaces
internos y externos, dofollow son unos de los términos que nos ayudan a mejorar nuestro
posicionamiento.

¿Y tus redes sociales?
Para aumentar probabilidades, haz tu propio anuncio. Si estás presente en las redes
sociales, aprovecha y publica un post para cada uno de tus artículos. Y si no estás, ¿a qué
esperas? El objetivo de las redes sociales no es vender, sino crear una comunidad
alrededor de tu marca o negocio. Compartir tus publicaciones creará vida en tu redes
sociales y en tu blog, aumentando las visitas a su página comercial y, por lo tanto, a los
clientes potenciales.

Conclusiones

Tener un blog sólo por tenerlo no es nada útil. Los beneficios que puede traer una página
simple son tales que, no disfrutarlo sería un desperdicio. La página no sólo ayudará a
aumentar las ventas online, sino que también creará una comunidad. Es normal que las
empresas fomenten la relación con sus clientes, y un blog creará valor para la comunidad.
Los intercambios ya no serán puramente monetarios: la relación se basará en una oferta
recíproca de información y asesoramiento.

No te vamos a mentir: no hay una solución milagrosa. El éxito de un blog depende de la
buena creación de contenido combinado con el respeto de los estándares de los motores de
búsqueda para optimizar tu SEO. Pero recuerda, no intentes llegar a todos los que están en
la red: concéntrate en tu objetivo y sigue nuestros consejo. Llegarás a estar entre los 3
mejores más rápido de lo que piensas.

Ana López, Directora del Departamento de Marketing y Comunicación de la empresa Fonvirtual.
Especializada en el comercio digital y en el marketing por Internet,

admin
Volver